Mujer presenta demanda contra la línea de Cruceros Royal Caribbean

Una demanda ha sido presentada contra Royal Caribbean Cruise Lines por lesiones sufridas por uno de sus pasajeros a bordo del buque "Brilliance of the Seas". Como usted puede haber leído, el "Brilliance of the Seas" es un buque de la Royal Caribbean del que un pasajero presuntamente cayó por la borda el año pasado en el mar Mediterráneo y cuyo cuerpo nunca fue recuperado. Más recientemente, otro pasajero, una joven de Naples, Florida, de alguna manera cayó por la borda y se ahogó. Su cuerpo fue recuperado en las aguas cerca de Italia.

La demanda presentada por Greenberg, Stone & Urbano, en la Corte de Circuito del Condado de Miami-Dade, alega que Royal Caribbean fue negligente y que la negligencia dio lugar a que su pasajera, quien era un pasajero frecuente de la línea y miembro de la Sociedad Crown & Anchor se cayera, se fracturara severamente el hombro mientras el barco estaba anclado en Niza, Francia. El barco crucero hizo que la pasajera y su hija se bajaran del buque con rapidez y prometió contactar a su agente de puerto para que se reuniera con ellas en el muelle y las llevara a un hospital local, alegando que ella necesitaba cirugía en menos de cinco (5) horas. No solamente no hubo agente de puerto alguno para reunirse con ellas sino que, además, el personal del buque le quitó la manta con que la pasajera lesionada trataba de mantenerse caliente, dejándolas en el frío tratando de encontrar un taxi que las llevara al hospital. La única persona que hablaba inglés fue el conductor del taxi y las pasajeros tuvieron que pagar euros la hora. Finalmente, después de recibir la autorización de un médico en un hospital francés, la pasajera lesionada y su hija reservaron un vuelo de vuelta a Miami, donde se realizó la cirugía en su hombro. Parece que ella sufrirá de daño permanente significativo y quedará con limitaciones en el uso de su brazo derecho.

Conforme al contrato de pasaje con Royal Caribbean, la demanda tuvo que presentarse en el Condado de Miami-Dade en el plazo de un (1) año desde la fecha en que el barco zarpó.